viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad


Mis deseos de felicidad plena para todos los amigos de la web social.
Si tuviésemos que escribir un artículo sobre esta celebración y elegir unas palabras clave seguro que escibiríamos palabras como niñez, nacer, amor, paz, familia, hermandad. Dificilmente podríamos eludir estos términos porque están en el centro de la cuestión, van asociados a nuestros recuerdos y a nuestras vivencias. Luego, además, hay cuestiones derivadas, derivadas primeras y derivadas segundas,…. Importantes pero no están en el núcleo de la cuestión.
Hoy estos términos alcanzan una significación nueva, pero esencialmente no distinta. Es dificil que alguien que maneja Google+  no tenga un círculo con la familia. Facebook ya tiene esa clasificación de los contactos por defecto.  
Es pues una dimensión distinta la que otorgan las redes y en general la web social a esos entornos de siempre: la familia, la relación con los niños y su mundo ---recordemos que educación es para muchos sinónimo de pedagogía---,  a la amistad como comunión de sentimientos, como hermandad. Una nueva dimensión que da un nuevo alcance a los sentimientos que ya existen, proyectándolos en la distancia y en el recuerdo.
El año pasado, el dia de Reyes, decía que los padres no deberiamos hacer la vista gorda ante los hijos y ante su relación con el ordenador. Los padres y también los maestros deberiamos estar con los hijos y con los alumnos en las redes sociales desde el principio, como una dimensión nueva de lo que ya somos: Padres y maestros. El concepto de “nativo digital” es así un invento (Frasier, 2001) como tantos otros para disimular nuestra propia falta de respuesta, de esfuerzo y de voluntad ante el cambio y a la adaptación. Los niños son nativos digitales en la medida en que lo son con relación a leer, a escribir y a las operaciones aritméticas, por no decir a la formación de su propio carácter. Los niños en definitiva no son diferentes,  no tienen aptitudes tecnológicas innatas, por haber nacido ahora.
En definitiva creo que podemos hablar de e-familia, de e-amistad, e incluso, perdonad el sentimentalismo solo comprensible en dias como éste, de e-amor.

---


No hay comentarios:

Publicar un comentario